(Oaxaca de Juárez, 1973)

El profundo conocimiento de la cerámica y dominio de la técnica de cocción en alta temperatura, dota a la obra del Maestro Cuéllar de una calidad y un estilo único y característico que desborda infinitas posibilidades para desarrollar piezas que buscan expresar sentimientos propios de la condición humana, como es la frágil fuerza que acompaña al alma en los momentos de soledad, o los recovecos internos que involucra la pasión.

Experto en el manejo y construcción de hornos de tiro invertido  para la creación de cerámica de alta temperatura, es fundador del Taller Cuéllar, en donde desarrolla la técnica de monococción.Las texturas y tonalidades que el Maestro Cuéllar logra a partir de su expertiz con la cerámica, es característica de su trabajo, definido en las líneas en cuanto a la forma, permitiendo interesantes puentes de comunicación entre el espectador y el autor, lo que vuelve cada obra un elemento de reminiscencias universales, al mismo tiempo que nos habla de las experiencias individuales logrando la comunión exacta entre la narrativa histórica y la biografía personal